[Reseña] Shinova, 'Volver': grandilocuencia de manual

De vez en cuando un reportaje de una revista, un simple anuncio del lanzamiento de un disco y la insistencia de algunos programas de radio, te hacen abrir oídos al trabajo de una banda. En la mayor parte de las ocasiones, esa decisión de a qué prestas atención o no depende simplemente de un riff de diez segundos o un estribillo suelto, a pesar del peligro que eso representa. Un par de esos riffs con cierta pegada, dos estribillos bien escritos y una buena voz fueron suficientes para buscar ahondar en el último álbum de Shinova, 'Volver'.

Se trata del tercer trabajo largo de esta banda en la que se notan los kilómetros, se nota la profesionalidad y se nota el saber hacer. En el anterior disco, “Ana y el artista temerario”, ya apuntaban las maneras que este “Volver” perfecciona. La sección rítmica, bajo y batería, tienen peso y presencia; las guitarras entran cuando deben y como deben, sin un solo de más, sin una nota fuera de sitio, para no cobrar un protagonismo por encima de la excelente voz. Además, y es de agradecer, las letras buscan profundidad, no se quedan en la mera anécdota que busca la rima o la solución que encaje en las dispersas memorias del gran público. Tienen un aire maduro y decadente, buscando el encanto del perdedor que lo ha intentado todo y que aún tiene fuelle para algún que otro asalto vital más.

El problema reside precisamente en que todo tiene buen nivel, en que todo es bastante correcto y profesional. En que todo en el disco parece medido. Cada sílaba alargada, cada pausa antes de soltar un poco las riendas a las canciones, riendas que nunca se sueltan del todo. Porque da la impresión de que el disco se ha hecho a conciencia en esos parámetros. Ninguno de sus cortes baja del seis, pero ninguno podría puntuarse por encima del siete. Todos los estribillos tienen algo, pero ninguno se te queda sin un mínimo de cinco o seis escuchas. Todos los ritmos se te meten en el cuerpo, pero al pasar al siguiente corte, se te fue el anterior.

En definitiva, es un disco indie nacional que suena a indie nacional y que pierde la personalidad que se le intuye a algunos aspectos de Shinova, quizá, por esas aspiraciones de dar un paso más allá que en otros trabajos, como el de “Ana”, en los que quisieron arriesgar y crear una especie de disco-historia o disco-cuento, con las canciones casi correlativas en cuanto a temática. “Ves, ya tengo tu atención con esta gran maniobra de prestidigitación”, dice la primera frase de la primera canción, “El País de las Certezas”. Y sí, ahí tienen nuestra atención. Y luego ya no, porque suenan a muchas otras bandas ya oídas y consagradas que se han mostrado más valientes en momentos determinados.

¿El disco es bueno? Sí. Y si te gusta el indie, has de escucharlo. Eso está muy claro.

¿Te ha gustado lo que has leido? ¡Si es así, no olvides seguirnos por las redes sociales!



NOTICIAS RELACIONADAS

Lo + Leido

'American Dreams', nuevo adelanto de Papa Roach

Papa Roach han ofrecido un nuevo adelanto de su próximo trabajo de estudio: 'Crooked Teeth'.

Nuevo videoclip de Paramore para 'Hard Times'

Paramore han dado a conocer el primer adelanto de su próximo álbum: 'Hard Times'.

Terror pone en streaming su nuevo EP

Escucha en Streaming el nuevo EP de Terror

Ya podemos escuchar en streaming el nuevo EP de los estadounidenses Terror.

Of Mice & Men estrena nuevo single: Unbreakable

Así suena Unbreakable de Of Mice & Men

Of Mice & Men han estrenado su nuevo single/vídeo Unbreakable.

Destacado

Terror pone en streaming su nuevo EP

Escucha en Streaming el nuevo EP de Terror

Ya podemos escuchar en streaming el nuevo EP de los estadounidenses Terror.

Of Mice & Men estrena nuevo single: Unbreakable

Así suena Unbreakable de Of Mice & Men

Of Mice & Men han estrenado su nuevo single/vídeo Unbreakable.

Arcadea anuncia la fecha de su debut

Fecha para el debut del proyecto de Brann Dailor (Mastodon)

Arcadea, el proyecto paralelo de Brann Dailor de Mastodon ha dado a conocer la fecha de publicación de su debut.