The Divine Comedy - Foreverland: El notable estándar de Hannon

Más de 20 años me he pasado evitando conscientemente la música de The Divine Comedy. En ciertos momentos se me antojaba pretenciosa, en otros excesivamente romántica, demasiado pausada….. Una película de autor china en comparación con el montaje excesivo de una de Tarantino. Y uno se pasaba constantemente del lado del director americano.

Y, sin embargo, un cambio de emisora por error me lleva a la escucha a quemarropa del grandilocuente y divertido “How Can You Leave Me On My Own”. Y cuando te das cuenta estás aflojando el cinturón de seguridad del coche a base de caderazos y pensando, inevitablemente, que te estás haciendo mayor.


En este Foreverland, Neil Hannon no ha hecho nada que no hubiera hecho ya. Es más, tal vez incluso no haga más que repetir el cliché particular que ya lleva sobre sus hombros la dilatada y perseverante carrera del irlandés. Pero claro, su estándar se mueve entre tantos estilos, bebe de tantas fuentes, oscila entre tantas catalogaciones, que distrae a críticos y oyentes y los lleva del todo a su terreno. Y su terreno es la farándula, las tablas de un teatro. De hecho, este trabajo podría perfectamente ser la banda sonora de una obra teatral protagonizada por una pareja. Hay elegías al amor, hay aires de adiós, hay avisos sobre lo peligroso de la rutina. Y todo sazonado con el más fino humor británico combinado con la más cuidada producción. Porque los mismísimos Monty Phiton hubieran querido una banda sonora así para cualquier de sus creaciones, y quizá ellos hubieran conseguido que los arreglos hubieran corrido a cargo de la mismísima orquesta sinfónica de la BBC; y tal vez no hubiera quedado todo tan redondo, tan natural, tan sutil.


En Foreverland cada cosa está en su sitio, cada escucha multiplica el placer y aumenta la sonrisa y la sensación de bienestar. Es evidente que tiene sus puntos cumbre (y ahí hay canciones como “Catherine the Great”, “Funny Peculiar”, “the Pact” o “To the rescue” que son absolutamente perfectas) y que hay momentos en los que el nivel baja. No obstante, da la sensación de que el nivel de Neil Hannon, aunque decidiera quedarse instalado en una zona de confort como esta todo el resto de su carrera, nunca podrá ser inferior al notable. Y es ahí cuando te das cuenta de que te haces mayor: cuando estás dispuesto a sacarle el regusto a un disco que necesita de tu plena atención más allá de media hora.

¿Te ha gustado lo que has leido? ¡Si es así, no olvides seguirnos por las redes sociales!

Lo + Leido

17S - Analizamos lo destacado de la semana: We Came As Romans, Stone Sour, Metallica y más

A estas alturas imagino que ya todos habremos asumido que septiembre es una realidad. Por si no fuera así, en Wmusik volvemos una vez más con la actualidad musical en...

Metallica comparte dos temas de su visita a Colonia

Metallica sigue ofreciendo material en directo de su primera parte de la gira europea.

Lo nuevo de Machine Head, para principios de año

Machine Head ha dado los detalles de su nuevo trabajo discográfico 'Catharsis'.

Todos los detalles y adelanto de 'Synthesis', lo nuevo de Evanescence

Evanescence han dado todos los detalles de su nuevo trabajo discográfico 'Synthesis'.

Destacado

Linkin Park anuncia concierto homenaje para Chester. Nuevo vídeo

Linkin Park ha anunciado el concierto homenaje a Chester Bennington que ofrecerán el próximo 27 de Octubre en Los Angeles.

Todos los detalles y adelanto de 'Synthesis', lo nuevo de Evanescence

Evanescence han dado todos los detalles de su nuevo trabajo discográfico 'Synthesis'.

We Came As Romans estrena vídeo: 'Cold Like War'

We Came As Romans han revelado el vídeo para el tema que nomina su nuevo trabajo discográfico: 'Cold Like War'.